Normas a seguir en todas nuestras actividades

Un caballo medio ligero adulto puede transportar de forma confortable sobre un 20% de su peso. O sea, que si un caballo grande pesa 500kg, incluyendo una silla ligera sin alforjas, el jinete no podría pesar más de 90-95kg. para que el caballo lo llevase de forma confortable.

Está prohibido realizar cualquiera de nuestras actividades, bajo efectos de alcohol y/o sustancias psicotrópicas.

De padecer u ocultar alguna enfermedad o dolencia, el CENTRO ECUESTRE no se hace responsable de las consecuencias que se generen por la práctica de estas actividades.

Nuestros animales tienen sus horarios de comidas, trabajo y libertad, por lo que todas las actividades requieren una reserva previa para organizar y garantizar su bienestar.

El centro facilitará un casco de equitación ajustable y homologado para la práctica de este deporte.

La reserva se hace con un anticipo del 50%. Sólo se admitirán cancelaciones con opción a devolución 24 horas antes de la actividad contratada.

Las puertas permanecerán cerradas hasta 10 minutos antes de la hora contratada. No se atenderá a nadie antes de este tiempo ya que los clientes anteriores tienen derecho a su tiempo de despedida. Si se llega más tarde de la hora contratada se perderá el anticipo y el derecho a realizar la actividad .

Se requieren esos 10 minutos antes de la actividad para recibir, poner cascos y explicar las normas básicas de seguridad.

La monitora equestre que acompaña la ruta a caballo observará y atenderá a los jinetes, tanto si son inexpertos como expertos en la monta a caballo, con el objetivo de que obtengan la máxima satisfación de la actividad.

La monitora y guía de la ruta os dará indicaciones para poder hacer la ruta con total seguridad. Si se desoyen estas indicaciones y se hace caso omiso de las instrucciones, el participante perderá el derecho a continuar la actividad.