Cabaliño do Lago no solo está formado por un equipo humano sino que, también está formado por un equipo animal que sin duda es el que dejará prendado a más de uno.

El equipo humano se compone de dos mujeres de amplia trayectoria en el sector.

Por una parte está Tamara, la cual se ha formado como “Técnico en Actividades físico-deportivas en el Medio Natural” además de “Monitora deportiva”. Posee una gran experiencia en el sector turístico, ecuestre e infantil.

Equipo Cabaliño

Por otro lado tenemos a Paula también formada como “Técnico en Actividades físico-deportivas en el Medio Natural” y “Técnico en actividades Ecuestres”.

Paula es una de nuestras técnicas y profesoras estrella ya que su experiencia, paciencia y dedicación la hacen perfecta para la enseñanza tanto en pista como al aire libre.

Y, por último, pero no menos importante, son los 7 compañeros equinos con los que se completa el Equipo Cabaliño.

Sono

Éste es “Sono”, su nombre es Gallego y significa sueño. ¿Podéis suponer porqué verdad?

Pues es el chico más dormilón que existe.

Un caballo que le da igual cómo y dónde, él se acuesta y a dormir.

También es el payaso de la casa.

A pesar de ser un poco miedoso se pasa el día buscando cosas con las que jugar además de perseguir a todo aquel que le presta un poco de atención.

Es un caballo joven y con mucha energía.

Cuando no está durmiendo está buscando a sus dos mejores amigos, Lago o Galante para jugar, galopar y hacer alguna que otra trastada.

Os diré un secreto…si le rascas el cuello será tu amigo para toda la vida.

Babeca

Babeca es la compañera inseparable de Sono.

Todos los seres vivos tienen su personalidad y, al igual que nos pasa a nosotros, los caballos tienen sus propias manías.

Babeca es de esos caballos con manías. No le gusta mucho el contacto pero adora la compañía.

Es una chica noble, educada y tranquila.

Por sus venas corre sangre árabe y por ello es uno de los caballos más divertidos para las personas con un poquito de experiencia.

Pero que su sangre árabe no os asuste ya que si siente que el jinete carece de experiencia te llevará con la máximo de los cuidados.

Orballo

Orballo es el vivo ejemplo de que la edad, es solo un número.

El más mayor del equipo siempre está presumiendo de lo bien que se conserva.

Es un chico muy inquieto y trabajador, siempre dispuesto a ir de ruta para disfrutar y descubrir mundo.

Si le dejas acercase a los charcos de agua se pegará un buen baile al mismo tiempo que salpicará de formas muy divertidas. El caballo perfecto para los días de calor.

Le encanta oler las cabezas de la gente para saber de donde vienes y quien eres.

Agradecido, leal y cariñoso.

Sandín

Sandín es otro de nuestros jóvenes prometedores.

Grande e inocentón, lo tiene todo para hacer feliz a cualquier jinete con, o sin experiencia.

Uno de los favoritos de los más pequeños pues, pese a que mide 1,70 metros es tranquilo, obediente y muy formal.

Es el más veloz del grupo pues en sus venas corre parte de sangre inglesa.

Sus gominolas favoritas son las zanahorias por lo que si le traes alguna te lo agradecerá con su relincho particular.

Galante

Un enorme Silla Francés proveniente de la disciplina de salto.

Galante el elegante, o como lo han apodado los niños, el señor tortuga por su lentitud.

El caballo perfecto para comenzar en el mundo ecuestre, para coger confianza y equilibrio.

Este enorme chico es el jefe de la manada, pausado y tranquilo.

Pero… no lo separes de Estrela, su compañera de vida, o se dedicará a saltar cada cierre que encuentre hasta llegar a ella.

Grandullón, saltarín y bonachón. Ese es nuestro Galante.

Estrela

Nuestra presumida por excelencia.

Coqueta, guapa y camina como una top model.

Pero esa es solo su imagen, después está su personalidad arrolladora y, nunca mejor dicho.

Estrela adora los mimos pero no es consciente de lo grande que es. Le gusta frotar su cabeza contra la gente y, aunque no lo hace con ninguna mala intención, nos ha dejado sentadas en más de una ocasión.

Es una yegua perfecta para perfeccionar nuestras dotes ecuestres. Es activa, equilibrada y muy competente con todo lo que hace.

Lago

El pequeño del Equipo Cabaliño es Lago.

Aún está comenzando a caminar y equilibrarse con un humano encima pero, lo hace muy bien.

Le gusta mucho jugar y aprender cosas nuevas cada día.

Si te acercas y le rascas un poquito el pecho se retorcerá de placer y no te dejará marchar.

Lo que más le gusta es descubrir mundo y, a pesar de que algunas cosas aún las desconoce y se asusta, su nobleza y educación lo hacen un compañero perfecto.

Por sus venas corre sangre árabe que, unida a la española lo convierten en un caballo noble pero con carácter.

Nuestras actividades

Apostamos por la doma natural

SIN BOCADO

Apostamos por una educación y un respeto donde, el animal, no necesita un hierro en la boca ni un freno. Los caballos pueden entrenarse con la voz, con la postura y con las piernas por lo que incluso podríamos guiarlos con nuestro cuerpo.

Tras un paciente proceso varios de nuestros compañeros equinos ya trabajan con cabezadas sin bocado.

Nuestras actividades

Apostamos por el barefoot

SIN HERRADURAS

Se dice que el caballo tiene 5 corazones, aunque 4 de esos corazones se refieren a sus manos y pies.

La ausencia de herraduras hace que los caballos tengan un mejor reparto de cargas y un mejor bombeo del corazón gracias a una estructura ubicada en la base del casco: la ranilla.

Nuestras actividades

Apostamos por la libertad

SIN ESTABULAR

Mucha gente nos pregunta ¿No los tenéis en cuadras? Nuestra respuesta es, no.

Nuestros chicos y chicas viven en semilibertad, tienen un refugio para utilizarlo si lo necesitan pero viven en el campo, corriendo y jugando.

Es naturaleza, es felicidad, es calidad de vida.